CABALLO » Un mamífero inteligente, veloz y fuerte

El caballo pertenece a la especie de los animales mamíferos placentarios. Esto quiere decir que las crías de estos animales se desarrollan en un útero y después de un período de gestación son dados a luz. Durante todo el lapso de desarrollo y manutención la placenta se encargará de ofrecer todos los nutrientes a la cría para que pueda crecer de manera plena.

Ahora bien, de seguro crees que los mamíferos placentarios no tienen mucho tiempo en la tierra pero no es así. Lo cierto es que datan desde hace más de 160 millones de años. Los biólogos han confirmado que esta especie habitó en el Jurásico Superior y, en la actualidad, hay alrededor de 5100 especies diferentes de estos animales en el planeta tierra.

¿Cómo puedes identificar a un mamífero placentario?

En realidad, no hay nada de complicado, solo debes estar atento a ciertas características únicas de esta especie, así podrás identificarla rápidamente.

  • Son animales vivíparos: quiere decir que hay un embrión que se concibe y se desarrolla dentro de un útero por un lapso de tiempo bastante extendido, por lo general son 3, 5 o 9 meses.
  • Podrás notar que el cráneo posee dos orificios donde se ubican los ojos del animal.
  • Estos mamíferos tienen dos etapas en la vida, la infantil y la adulta.
  • Por lo general, poseen un cerebro bastante desarrollado con diversos hemisferios, debido a esto destacan por ser inteligentes.
  • Otros rasgo infaltable de los mamíferos placentarios es que poseen un tamaño notable que les permite albergar un cerebro desarrollado y de grandes proporciones.

Es hora de hablar del caballo, las razas más famosas

Esta especie de mamífero placentario posee unas 86 razas distintas del mismo, en donde se pueden incluir a las cebras y los asnos. El nombre que se le da a la hembra es el de yegua. Algunas de las razas con más demanda y más comunes en la actualidad son:

  • Alter real: perfecto para la equitación, de estructura delicada y estética noble. Un mamífero muy ágil y veloz, ideal para superar obstáculos. También se distingue por ser de los ejemplares más inteligentes y dóciles.
  • Caballó árabe: de los más puros en cuanto a raza, ejemplar noble, alto, fuerte, perfecto para el rodeo, carreras, equitación o trabajo con ganado en amplios espacios naturales. Como anécdota curiosa, esta raza era amada por Napoleón Bonaparte.
  • Caballo de deporte español: es una mezcla de varias razas, fue creado principalmente para las carreras de caballos, un mamífero altamente competitivo.
  • Raza Don: es un caballo cruzado que se creó en Rusia, se distingue por ser extremadamente resistente y dócil ante el trato con el humano. Fue enrazado para obtener una especie apta para la guerra, actualmente, es muy utilizado por la policía montada de Estados Unidos y Canadá.

Características generales del caballo

La altura de general del caballo es de más de un metro y medio, esta variará según la raza del caballo. Así mismo, se determinará su peso.

En cuanto a la anatomía, posee un cráneo bastante alargado con una gran cantidad de huesos. Sus ojos son grandes, lo que le permite tener un campo visual amplio. Tiene un cuello largo con orejas puntiagudas y es un animal veloz y de buena presencia. Se desplaza de tres maneras muy destacadas, puede ir al paso, al trote y galopando.

Se comunican por medio de emociones y por medio de su conducta. Existe una división entre los caballos, los de sangre fría y los de sangre caliente, siendo estos últimos muy nerviosos. Los de sangre caliente son los famosos “pura sangre”.

caballo

¿Dónde habita el caballo?

Los caballos pueden ubicarse en cualquier parte del mundo, han sido animales que se han logrado adaptar a todos los medios. Sin embargo, continúa siendo un animal salvaje, que se encuentra en praderas y llanuras. Igualmente, puede lograr ser domesticado y se convierte en un compañero ideal.

Se adaptan con mucha facilidad a todo tipo de clima, los podemos encontrar en las montañas o las praderas. De igual manera se pueden hallar en las zonas más áridas y desiertas del mundo. Como han logrado domesticarse, es sencillo que se encuentren en cualquier lugar.

Estos animales pueden vivir por períodos largos, incluso llegar a los 40 años cuando son bien cuidados. Puede llegar a ser adultos al cumplir los 4 años de edad, y es justo en este momento en el cual pueden ser domesticados.

La alimentación de los equinos

Son animales que se alimentan exclusivamente de hierbas, henos, pastos y gramíneas. Sin embargo, es el heno al cual se le debe tener más cuidado. Ya que al presentar suciedades como el moho podría causar daños en la salud del animal. Deben permanecer muy bien alimentados, en los que se debe evitar la obesidad o anemias.

El estómago de los caballos es bastante pequeño, por lo que las raciones serán pequeñas. Aunque sí ameritan del consumo de mucha agua potable. Sobre todo de agua dulce, la que consumen en grandes cantidades diarias. Son animales muy delicados en cuanto al cuidado de su alimentación, cualquier falla puede provocar problemas en la misma.

Reproducción del caballo y supervivencia de la especie

caballo

El caballo para alcanzar su madurez sexual debe estar entre los 18 meses en el caso de los machos y las hembras a partir de los 20 meses, el periodo de gestación es de 11 meses. Y el nacimiento preferiblemente debe coincidir con la primavera, ya que es de suma importancia contar con alimentos y un clima favorable para la manutención de la cría.

Los caballos necesitan un periodo de cortejo, hasta lograr que el caballo pueda dominar a la yegua. Y es ahí cuando esta se entregará al caballo sin presentar inconvenientes. Se produce el apareamiento y con ello la fecundación. Aunque en muchos casos la fecundación debe ser asistida, sobre todo en el caso de las razas domésticas.

Estos animales son capaces de engendrar solo a una cría, son muy extraños los casos de dos crías. Y el proceso de parto no dura más de quince minutos, es uno de los más rápidos de la naturaleza.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…